jueves, febrero 19, 2009

Ya falta poco

Apuro mis temas pendientes mientras veo con insistencia mi reloj. Marca las 3:30 casi y eso quiere decir que en cuatro horas empieza una irrefrenable desesperación que durara aproximadamente dos horas. Llena de muchos ufff, de pelotas perdidas y de fouls no cobrados.

Jugamos con un grande de Argentina, y como fanático (si Chemo decía que eso era, yo lo soy mas) espero que podamos demostrar que también somos grandes, así seamos parte de esa débil estructura que se llama fútbol peruano.

Como cualquiera, mis esperanzas las enfoco en los nuevos, en aquellos que no conozco. En Calheira, en Solano, en Revoredo. Aunque sigo confiando en los Torres y Galvan, y rezo por Toñito, por Novoa, por Vaquez, por Espinoza, por quien juegue por la izquierda, por Galliquio...

La cabeza me dice que con un empate debería estar satisfecho, pues lo mas probable es una derrota. Seamos sinceros. San Lorenzo juega junto hace mas de un año y nuestro equipo hace un mes...

Pero esto es fútbol carajo. Todo puede pasar cuando no das una pelota por perdida, y eso si lo ha demostrado este equipo... Y con eso, gane o pierda, suma puntos al equipo como identidad.

Dios quiera que ganemos....

Yo, tengo fe

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

JuegosJeux de FilleJuegos de CocinarDirectorio de BlogsJuegos de ChicasContador de Visitas