viernes, febrero 20, 2009

Confesión

Nunca creí. En verdad estuve esperando el día de ayer desde hace años, pero la lógica decía que a San Lorenzo no le sacábamos ni un empate en Lima. No importa, la entrada se compra igual, se alienta al equipo igual, se espera el milagro igual.
Y el milagro llegó. Se metió, se sufrió y se logró. Pero, no obstante la gran victoria, debo confesar, me quedó un ligero "sinsabor". No, no soy pesimista, ni quiero minimizar lo hecho ayer por los muchachos. El equipo está bien, pero algo falta...poco a poco lo sé...pero algo falta. Tal vez me faltó dar ese grito ahogado de goooooooooooooool después de varios toques, con una jugada maestra, corriendo la mitad de la cancha...tal vez eso faltó.
Pero no terminaré este post sin decir GRACIAS MUCHACHOS, por la alegría de ayer, por la innegable entrega que hubo en todo el partido, y por hacernos creer que no hay nadie invencible.
Es momento de creer.
Dale "U"

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

JuegosJeux de FilleJuegos de CocinarDirectorio de BlogsJuegos de ChicasContador de Visitas