martes, abril 28, 2009

Peor imposible...se acabó la ilusión de la Copa Libertadores

Es cierto, perder la clasificación era una posibilidad, pero tengo que reconocer que en las dos semanas que transcurrieron desde la victoria de la U ante Libertad no hubo ningún momento en que imaginase que perderíamos la clasificación y menos de la forma en que sucedió. Porque hoy la U 2009 perdió, por responsabilidad propia, la clasificación que hace 10 años nos es esquiva en la Copa Libertadores.

Y sí, todo pudo ser distinto si en ese último minuto las cosas no se hubiesen dado como se dieron en Buenos Aires y en Asunción: si en ese último minuto no nos anulan un gol válido debido a una inventada posición adelantada o si en Asunción, algun jugador de Libertad hubiese reventado la pelota que terminó en gol. Pero saben qué, la U no perdió el partido en el último minuto del partido, lo perdió en el transcurso de los 90 y pico minutos que jugamos en Buenos Aires.

Perdimos el partido desde el mismo planteamiento. Me pregunto, ¿porqué arrancó el partido Vásquez? ¿qué hace un jugador lento, sin sangre en las venas, sin despliegue ni creación jugando de titular en la U? Y más aún, me pregunto ¿porqué cuando entro Solano, el cambio no fue por Vásquez? Si la razón de sacar a Rainer fue que ya tenía tarjeta amarilla, ¿porqué no ingresó Toñito Gonzáles a encargarse de la marca? Y me lo pregunto, porque en el segundo tiempo, cuando la U necesitaba dejar el alma en la cancha y necesitaba meter a San Lorenzo en su área, la aduana de la U fue el peor jugador del equipo y lo único que se logró fue quitarle velocidad, potencia y despliegue a la CREMA. Sin embargo, el fútbol es un juego colectivo y la responsabilidad de esta tragedia (porque no podemos llamarlo de otra manera) no es de un sólo jugador, ni del técnico por el planteamiento del partido, sino del equipo completo, titulares, suplentes y cuerpo técnico.

Hoy la U no fue ni la sombra de lo visto en los 5 partidos anteriores de la Copa, ni en varios partidos del campeonato local. Hoy la U 2009 no demostró inteligencia táctica, ni concentración permanente, ni la solidaridad que tanto he destacado en la U de Reynoso...pero sobre todas las cosas, hoy el equipo no demostró la sed de grandeza que ha demostrado en varios partidos de este año. Hoy la U fue un solo de imprecisiones, fue un equipo falto de ideas y fue un equipo, que a diferencia de otros partidos, no saltó a la cancha con la sangre en los ojos y con el cuchillo entre los dientes. Hoy la U demostró, como ya nos pasó en Chiclayo, que si no jugamos todos los partidos como finales, es muy probable que tropecemos. Lo lamentable es que este tropezón significa el final de una ilusión, porque para la U 2009 no hay mañana en la Copa Libertadores.

La frustración es inmensa y la tristeza con la que escribo es indescriptible, sin embargo, hay una segunda ilusión que no podemos perder de vista, el campeonato nacional. Y sí, hoy nos toca sufrir, pero mañana nos toca secarnos las lágrimas y pensar en el partido del fin de semana en Arequipa, donde no vale perder.

Y aunque haber perdido la clasificación de esta manera es lamentable, me auno al pedido hecho por los periodistas del programa "Partido Aparte" a los dirigentes de la U, denle sostenibilidad a un proceso que ha empezado bien y en el cuál se ha logrado en 3 meses más de lo que la gran mayoría, sino todos, esperábamos: pelear la clasificación a segunda ronda de la Copa Libertadores y estar segundos en el campeonato nacional a un punto de los primeros y con un partido menos. No seamos corto placistas (uno de los grandes vicios de la cultura peruana) y pensemos en hacernos fuertes durante todo el año, en asegurar un cupo en la Copa Libertadores del próximo año, en ser campeones nacionales y en cobrarnos la revancha de esta tragedia en un año. Una de las cosas más hermosas del fútbol es que da revanchas, inmediatas y momentáneas como la que tendremos este fin de semana y otras, que pueden ser memorables pero que cada equipo se las debe cosntruir en el transcurso del tiempo.

Bajando del avión en Lima, de regreso de Buenos Aires, la CREMA 2009 tiene dos opciones: dejarse ganar por esta tragedia, hundiéndose en la depresión del derrotado, o empezar a trabajar más duro que estos 3 meses para que este fin de semana en Arequipa empecemos a construirnos esa revancha que nos permita en 365 días olvidarnos de lo vivido hoy 28 de abril del 2009. Espero de corazón que Reynoso y los jugadores más experimentados del equipo sepan trasmitirle al resto del equipo su deseo por la segunda opción. Hoy nos toca sufrir una tragedia, de eso no hay duda, pues lloremos lo que haya que llorar hoy por la noche y mañana empecemos a pensar en la próxima final que nos tocará vivir. Yo por mi parte no me cansaré de alentar, viviré el partido contra Melgar con la misma ilusión de hace una semana y no me cansaré de gritar a todo pulmón y con el corazón en la boca...Y DALE U CARAJO!!!

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

JuegosJeux de FilleJuegos de CocinarDirectorio de BlogsJuegos de ChicasContador de Visitas